¿Qué son las sobretensiones y qué daños producen?

Las sobretensiones son el aumento de voltaje por encima de los valores establecidos como máximos entre dos puntos de un circuito o instalación eléctrica, y aunque han existido desde el principio de las redes eléctricas, la necesidad de protección actualmente es mucho mayor ya que la tecnología ha evolucionado usando componentes eléctricos cada vez más pequeños y sensibles. Las sobretensiones pueden ser de dos tipos: transitorias y permanentes.

Las sobretensiones permanentes (también llamadas temporales o mantenidas) son

aquellas por encima del 10% del valor nominal que se mantienen en el tiempo durante varios ciclos o de forma permanente, principalmente originadas por cortes del neutro o defectos de conexión.

Las sobretensiones transitorias son el aumento de voltaje de muy corta duración medido entre dos conductores o entre conductor y tierra.

Causas

Por descargas atmosféricas: El impacto de un rayo provoca un impulso de corriente que alcanza decenas de miles de amperios.

Sobretensiones de conmutación: Se generan en las líneas eléctricas debido a dos motivos: por la conexión y desconexión de dispositivos electrónicos de gran potencia y por maniobras o defectos en el suministro eléctrico.

Las sobretensiones transitorias no sólo se producen en las líneas de distribución eléctrica, también son habituales en cualquier línea formada por conductores metálicos, como las de telefonía, comunicación, medición y datos. Las más comunes son debidas a conmutaciones de maquinaria, pero las más destructivas se deben a descargas atmosféricas.

Mecanismos de propagación

El mecanismo de propagación más común de las sobretensiones de conmutación es por conducción, ya que se originan en las mismas redes de suministro eléctrico. En cambio, en las descargas atmosféricas puede propagarse por diferentes mecanismos que describiremos a continuación:

Sobretensiones conducidas: El rayo impacta directamente en las líneas aéreas y la sobretensión se propaga a tierra a través de los equipos, provocando descomposturas.

Sobretensiones inducidas: El campo electromagnético provocado por las descargas eléctricas provoca corrientes en los equipos cercanos, transmitiéndolas al interior y dañando los equipos.

Aumentos del potencial en las tomas de tierra: Cuando un rayo se dispersa en tierra, la corriente puede elevar el potencial del suelo varios miles de voltios alrededor el punto de impacto. Cualquier objeto sobre el terreno afectado adquirirá a tensión asociada durante ese instante, lo que puede originar una diferencia de tensión peligrosa respecto a otros puntos de instalación.

Un rayo puede caer de forma inesperada en la estructura o en la red eléctrica y provocar la interrupción de servicios, destruir equipos y dañar personas 

Efectos

Las sobretensiones pueden causar distintos daños, cualquiera de estos representan pérdidas económicas, ya que es necesario reponer los elementos dañados, además de la interrupción de los servicios que proporcionan o, en el peor de los casos, dañar a las personas que se encuentran en las instalaciones en ese momento. 

Disrupción: Es la interrupción de las operaciones de sistemas, pérdida y corrupción de datos, fallos inexplicables en los ordenadores, etcétera.

• Degradación: Una exposición a sobretensiones degradará, sin que el usuario lo perciba, los componentes electrónicos y los circuitos, reduciendo la vida efectiva de los equipos y aumentando los fallos.

• Daños: Pueden dañarse lo componente, placas de circuitos y otros elementos, pudiendo provocar la destrucción del equipo y la instalación eléctrica o convertise en el foco de un incendio. Afectan más a equipos electrónicos, informáticos y de telecomunicaciones.

Protección

La protección contra sobretensiones tiene por objeto mantener la continuidad de servicio y reducir las probabilidades de este tipo de incidentes para resguardar la seguridad de las personas y los bienes. Su principal característica es su rapidez de respuesta (entre 20 y 100 nanosegundos), pues las sobretensiones transitorias llegan a varios kilovoltios en pocos microsegundos.

Los dispositivos contra sobretensiones pueden instalarse en serie o paralelo con la línea, pero en cualquier caso deben permanecer inactivos mientras la señal sea normal. Una vez que se produce la sobretensión, el comienza a funcionar conduciendo la corriente del rayo a tierra.

CITEL ofrece una gama completa de protecciones adaptadas a los diferentes tipos de redes y a todas las configuraciones de instalación, y están disponibles en keyBPS.

By |2018-10-23T09:06:13+00:00octubre 23rd, 2018|Boletín Informativo, Inicio|