Robo a tiendas se duplica en temporada navideña

Como cada año, las celebraciones de fin de año se caracterizan por la gran cantidad de ofertas y promociones que ofrecen todo tipo de comercios. El delito de robo se mantiene todo el año, pero la época navideña se incrementa hasta en un 103% con respecto a otros meses del año. 

Según cifras Acción Legal Total México (ALTO México), organización especializada en prevención y disminución de delitos patrimoniales, los artículos que reportan el mayor aumento de robos en esta época navideña son chocolates, artículos electrónicos, ropa y bebidas alcohólicas.

En días previos al Año Nuevo las preferencias de los ladrones cambian, pues las cifras de ALTO indican que la sustracción de herramientas se incrementa un 130% y los relojes un 75%.

Es importante destacar que se ha detectado que gran parte de los artículos sustraídos de las tiendas en esta época es para venderla en el mercado informal, por lo que se sabe también que son las Bandas Organizadas las que visitan los supermercados y centros comerciales para lograr estos robos, el aumento de monto de estos atracos organizados es de 220%, cifra que se dispara desde el inicio del Buen Fin y la época navideña.

Gran parte de la mercancía sustraída en esta temporada termina a la venta en el mercado informal, por lo que se sabe también que son bandas organizadas, muchas veces en complicidad con los empleados de las tiendas,  las que visitan los supermercados y centros comerciales para realizar estos robos, delito que se dispara desde el inicio del Buen Fin hasta inicios de enero.

Los ladrones aprovechan la gran afluencia de personas para disminuir las posibilidades de ser vistos por lo elementos de seguridad, y prefieren los establecimientos con pocas medidas de protección o aquellos dónde han identificado sus fallas para cometer este delito.

¿Qué propone keyBPS?

Protección en tiendas

Hoy en día, las cámaras de seguridad no se limitan a grabar, que incluyen una serie de funciones inteligentes que ayudan a prevenir un robo . El análisis de comportamiento detecta cuántas personas entraron al establecimiento y pueden identificar las áreas más concurridas a través de mapas de calor. De esta manera, los encargados reconocerán fácilmente cuándo y dónde poner más atención en días y horarios con alto flujo de personas. 

Por otra parte, según cifras de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), los empleados de las tiendas están involucrados en el 60% de los robos en México, por lo que no está de más controlar los accesos entre trabajadores.  Las vitrinas donde se guardan objetos con alto valor se resguardan con llaves electrónicas con las que sólo los empleados autorizados pueden abrir en horarios establecidos. Estas llaves registran quién y a qué hora se abrió cada cerradura, además de que los permisos de acceso pueden modificarse en cualquier momento y desde cualquier lugar, de modo que si la llave se pierde o es robada, no habrá riesgo de que alguien la copie o pueda usarla sin autorización.

Para documentar los procesos realizados en la caja registradora, la cámara captura el momento exacto de cada transacción guardándolo en una base de datos. Esta información puede consultarse posteriormente usando diferentes criterios de búsqueda, por ejemplo, por artículo, precio o empleado.

Almacenes y zonas restringidas

En todo establecimiento comercial existen áreas donde únicamente puede ingresar personal autorizado como almacenes y oficinas. Actualmente, las cámaras de videovigilancia son capaces de emitir una alarma cuando detecta que una persona se encuentra en una zona prohibida para que los elementos de seguridad actúen oportunamente.

Con un sistema de control de acceso, únicamente los empleados autorizados podrán entrar a esas zonas pasando una tarjeta por un lector, usando su huella digital o ingresando un PIN. Además, las cámaras de vigilancia capturarán el momento exacto para verificar que accedió la persona indicada y guardar evidencia. 

Para abrir cajones y muebles donde se guardan productos valiosos también pueden usarse cerraduras inteligentes que, como se mencionó anteriormente, permitirá controlar el acceso por personas y horarios y registrarán los detalles de cada apertura. Al no requerir cableado ni baterías, su instalación es tan fácil como cambiar el cilindro y pueden adaptarse a cualquier tipo de puerta.

Tener altos niveles de clientela en un establecimiento es la aspiración de cualquier comercio, sin embargo, deben estar preparados para los riesgos que conllevan los grandes flujos de personas y estas medidas de seguridad ayudarán a disminuirlos considerablemente.

By |2019-01-04T17:14:36+00:00diciembre 13th, 2018|Boletín Informativo, Inicio|